PUREZA INMACULADA  

1. Pureza inmaculada,
espejo del Señor,
¡oh gran canal de gracia,
unida al Redentor!
Belleza sin mancilla,
encanto virginal,
Tú eres la alegría,
la gloria del mortal.

CELEBREMOS A MARÍA,
CONCEBIDA SIN PECADO
Y ADOREMOS A SU HIJO
JESÚS, NUESTRO SEÑOR

2. Dichosa por los siglos
los pueblos te dirán:
Tú fuiste de Dios vivo
la aurora celestial.
Infunde en nuestro pecho,
la fuerza de tu amor.
Feliz Madre del Verbo,
custodia del Señor.

3. Hermosa y pura Luna,
recoges del Señor
la luz que ilumina
y guía al pecador.
¡Oh dulce flama ardiente!,
perfecto don de Dios
aleja las tinieblas,
las sendas del error.

4. Doncella inmaculada,
ternura maternal
bendita cual ninguna
sin culpa original.
Sellada fuente pura,
¡oh Madre del Amor!,
de Ti nació la Vida, el Reconciliador.

1. A un indiecito te apareciste
Madre de Cristo en el Tepeyac.
Tú le mostraste, a tu hijo humilde
cómo debemos amar a Jesús.

AY VIRGENCITA DE GUADALUPE
QUIERO PEDIRTE EN MI CANCIÓN
QUE NOS EDUQUES Y NOS TRANSFORMES
PARA ENCARNAR A TU HIJO JESÚS.

SEÑORA MÍA DEL TEPEYAC,
YO QUIERO DARTE MI CORAZÓN.
SEÑORA MÍA DEL TEPEYAC,
HOY YO ME ENTREGO DEL TODO A TI. (2v)

2. Soy peregrino en esta tierra,
María guía mi caminar.
Marchemos juntos bajo su manto
reconciliando a la humanidad

AVE, AVE, AVE MARÍA.
AVE, AVE, AVE MARÍA.

1. El trece de mayo, la Virgen María
bajó de los cielos a Cova de Iría.

2. A tres pastorcitos la Madre de Dios
descubre el misterio de su corazón.

3. El Santo Rosario, constantes, rezad,
y la paz al mundo el Señor dará.

Salve, Regina, Mater misericordiae:
vita, dulcedo, et spes nostra, salve.
Ad te clamamus exsules filii Evae.
Ad te suspiramus, gementes et flentes,
in hac lacrimarum valle.
Eia, ergo, Advocata nostra,
illos tuos misericordes oculos
ad nos converte.
Et Iesum, benedictum fructum ventris tui,
nobis post hoc exsilium ostende.
O clemens, o pia, o dulcis Virgo Maria.

V. Ora pro nobis, Sancta Dei Genitrix.
R. Ut digni efficiamur promissionibus Christi.

VENID Y VAMOS TODOS
CON FLORES A PORFÍA,
CON FLORES A MARÍA,
QUE MADRE NUESTRA ES. (2v)

1. De nuevo aquí nos tienes,
purísima doncella
más que la luna bella,
postrados a tus pies. (2v)

2. Venimos a ofrecerte
las flores de este suelo
con cuánto amor y anhelo,
Señora, Tú lo ves. (2v)

Regina caeli, laetare, ALLELUIA,
quia quem meruisti portare, ALLELUIA,
resurrexit sicut dixit, ALLELUIA.
Ora pro nobis Deum, ALLELUIA.