CONMEMORACION
DE LA SANTISIMA VIRGEN

Omnipotente sempiterno Dios,
que con la cooperación del Espíritu Santo,
preparasteis el cuerpo y el alma
de la gloriosa Virgen María,
para que fuese merecedora
de ser digna morada de vuestro Hijo;
concédednos que,
al celebrar con alegría su conmemoración,
por su piadosa intercesión seamos liberados
de los males presentes y de la muerte eterna.
Por el mismo Cristo, Señor nuestro.
R. Amén

V. Que el auxilio divino permanezca para siempre.
R. Amén