Cuarta Aparición.
Viernes, 20 de enero de 1933:
“Deseo una pequeña capilla.”

Mariette se siente un poco mal. Esto no le impide de salir ha a las siete de la tarde. Arrodillada en el huerto, reza el rosario. A los dos minutos grita: “He la aquí”. Después ella pide con voz clara: “¿Qué desea Ud. bella Dama?” La Virgen contesta: “Desearía una capillita”, luego, abriendo las manos, las extiende sin separarlas de su pecho. Con la mano derecha hace la señal de la cruz para bendecirla y desaparece. En este instante Mariette se desmaya. Ayudado por un vecino, el padre asustado la lleva a casa. Ella vuelve en si enseguida y se duerme tranquilamente.

Intervalo

Del 21 de enero al 11 de febrero todas las tardes a las siete Mariette va a rezar en su lugar acostumbrado. A menudo el frío es intenso pero Mariette continúa rezando. En estos días, solamente ella cree verdaderamente en la Virgen de los Pobres quien quiere volver a ver cueste lo que cueste. La volverá a ver.