Indulgencias del Rosario

Los Papas han promulgado el Santo Rosario y han asignado numerosas indulgencias.

“Se confiere una indulgencia plenaria si el rosario se reza en una iglesia o un oratorio público o en familia, en una comunidad religiosa o asociación pía; se otorga una indulgencia parcial en otras circunstancias” (Enchiridion de Indulgencias, p. 67)

Condiciones:

Que se recen las cinco decenas del Rosario sin interrupción.

Las oraciones sean recitadas y los misterios meditados.

Se el Rosario es público, los Misterios deben ser anunciados.

Además debe cumplirse:

Confesión Sacramental.

Comunión Eucarística

Oraciones por las intenciones del Papa.

Si no se cumplen las condiciones, puede aún ganarse indulgencia parcial.

La indulgencia puede ser aplicada a los difuntos. La indulgencia plenaria solo puede ganarse una vez al día (excepto en peligro de muerte).