Oh Madre de Aquel a Quien Traspasaron


Oh Madre de Aquel a Quien Traspasaron
Admirable en todo aspecto y
Digna de glorioso recuerdo eres
¡Oh Madre Dolorosa!

Al ver morir a tu Hijo,
a Aquel a Quien traspasaron…
A Jesús, nuestro Salvador
Sufrías con valor porque tenías
La esperanza puesta en el Señor.

Es mi querer aprender en la
Escuela de tu Doloroso Corazón
Donde reside la prudencia,
La fortaleza y toda inteligencia.

Eres el Libro de los preceptos de Dios
Llevas en tu Corazón la Ley que subsiste eternamente.
Todo el que escucha Su Palabra decir “He ahí a tu Madre”
y con amor te acoge, alcanzara la Vida…
Caminará hacia el esplendor bajo tu luz.

¡Oh Madre Dolorosa sea tu Corazón siempre
El refugio y sostén de Nuestra Vida Religiosa!

(Cf. 2Ma7:20;Ba3:14, 4:1-4; Jn19:27,37)