“Santísima Virgen de Lourdes,
que a ninguno desamparas ni desechas,
mírame con ojos de piedad y
alcánzame de tu Hijo perdón de mis
pecados para que con devoto
afecto celebre tu santa e Inmaculada Concepción,
en tu milagrosa imagen de Lourdes y
reciba después el galardón de la
bienaventuranza del mismo de quien eres Madre.
Amén.”