Solo María Santísima
¿Quién es el testigo de la Anunciación, de la visita a santa Isabel, del Magnificat, del nacimiento de Jesús en Belén, de la huida a Egipto, de los años silenciosos de la Sagrada Familia en Nazaret, de las bodas de Caná, de la Cruz y muerte, de Pentecostés, de la Iglesia primitiva? Solo María. Solo a ella Dios le pide permiso para encarnarse, solo ella estuvo con Jesus desde su concepción para jamás separarse.

“Como María narró a la primera Iglesia los grandes eventos de la salvación, también hoy puede contárnoslos a nosotros».

-Arzobispo Angelo Comastri, arcipreste de la Basílica de San Pedro, «El ángel me dijo. Autobiografía de María» («L’angelo mi disse. Autobiografia di Maria, Ediciones San Paolo, 2007)