de Arraró. Imagen venerada hoy en la capilla de los duques de Panzano, en Panzano (Huesca); se veneró en el despoblado Arraró, en la iglesia, hasta la invasión de los árabes, a causa de la cual fue escondida; y al reconquistarse esta zona, fue hallada por unos vecinos de Panzano, siendo repuesta en la iglesia de Arraró, único edificio no destruido por los moros; posteriormente se llevó a Panzano.