de Ayort. Bonita y original imagen venerada en Alaró (Baleares) en la isla de Mallorca: erguida, sin Niño, y con los pies descalzos, cosa rara en la iconografía mariana.