de la Buena Paz (o Bona Pau). Titular de su santuario, en Montuiri (Baleares) en la isla de Mallorca; le dieron este nombre en el S. XVII, por la necesidad de una auténtica paz que pusiera fin a los desórdenes sociales de la época.