de las Ansies. Titular de su ermita, en Les Planes d’en Bas (Gerona) edificada en la cueva en que apareció la efigie; según leyenda, tenía en sus manos un diamante o cristal (desaparecido) que le dejó un mozo, después de quitárselo a una “serpiente de cabellera”, animal mítico aficionado como la urraca, a los objetos brillantes, y que se dice, esconden entre sus pelos; el mozo, acometido por el animal, se refugió en la ermita pidiendo el auxilio mariano; y logrado su propósito, regaló el “diamante” a la Virgen en testimonio de gratitud; el título de la imagen parece aludir a “las Ansias”, lugar de Olot, en la zona de “las Planas”.