del Alcázar de Toledo (V. del Alcázar). Imagen de la Inmaculada (Patrona de la Infantería Española) venerada en el Alcázar de Toledo por los refugiados (civiles y militares) allí sitiados durante Julio-Septiembre-1936; invocaban con gran fe el auxilio divino; organizaban turnos de oración y se llegó a rezar el rosario cada cuarto de hora; minado el edificio, y anunciada la explosión final por la radio roja de Madrid (y previamente evacuado el vecindario de Toledo) procedieron los rojos al derrumbamiento de la fortaleza: “Toledo tembló”, como se había dicho, y el alcázar fue convertido en enorme amasijo de escombros, excepto el torreón, donde rezaban los asediados ante la imagen de la Virgen, cuyo patrocinio fue patente; por eso se le dedicó la “Hermandad de Nª. Sª. del Alcázar de Toledo”, canónicamente erigida en conmemoración de aquella epopeya, celebrada anualmente con un triduo (25, 26, y 27 de Septiembre) en acción de gracias por la liberación del alcázar (por más que no se liberase mas que sus ruinas). También se venera a la V. del Alcázar de Toledo, en el convento de las MM. Dominicas de Soria. (3 registradas).