Celebrando La Inmaculada Concepción

FIESTA: 8 DE DICIEMBRE

En 2014, la Iglesia celebró el 160 aniversario de la proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción que afirma que María fue concebida sin pecado original.

Durante siglos, la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora fue defendida por santos, teólogos y laicos. Sin embargo, tomó siglos de debate teológico para establecer un consenso en la Iglesia. Recién en 1854, el Beato Papa Pío IX, después de consultar a los obispos de todo el mundo, proclamó este dogma en su Constitución Apostólica Ineffabilis Deus, afirmando así como verdad revelada que Nuestra Señora fue preservada del Pecado Original desde el mismo momento de su concepción.

Muchos defendieron esta posición porque sintieron que la gloria de la Santísima Trinidad se vería empañada si la Madre del Verbo Encarnado no fuera la más perfecta de todas las criaturas. También estaría en contra de la sabiduría y la misericordia de Dios si la madre del Salvador no recibiera los más altos dones trascendentales de la naturaleza y la gracia.


La Inmaculada Concepción y América

La Inmaculada Concepción es particularmente significativa para los estadounidenses.

Los estadounidenses se unen a los católicos de todo el mundo para celebrar la fiesta de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre. Se llenaron de alegría en 2014, que marcó el 160 aniversario de la proclamación.

Sin embargo, esta fiesta es especialmente apreciada por los estadounidenses porque Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción es la patrona de la nación. Incluso antes de la proclamación del dogma, los obispos estadounidenses colocaron colectivamente a la nación bajo la protección de la Inmaculada Concepción en el primer Concilio de Baltimore en 1846. El Papa ratificó esta decisión el 7 de febrero de 1847.


Reconciliando la redención universal de Cristo

Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción

Aunque la Inmaculada Concepción se encuentra en el Apocalipsis y forma parte del Depósito de la Fe, no se expresa con toda la claridad de otras verdades como la Resurrección de Nuestro Señor.

La principal objeción al dogma giraba en torno al hecho de que, según el dogma de la redención universal de Cristo, todos los hombres fueron redimidos del Pecado Original por los méritos de Nuestro Señor Jesucristo. Sin embargo, si Nuestra Señora fue concebida sin pecado original, parece que no pudo ser redimida de él por los méritos de Cristo.

¿Cómo pueden conciliarse estas dos afirmaciones? ¿Cómo se explica la verdad de todo el asunto?

Como explica Pío IX en su Constitución Apostólica Ineffabilis Deus, María Santísima por los mismos méritos de su Divino Hijo ha sido redimida de manera especial, preventiva, preservándola del Pecado Original.

Como dice el Papa, "la Santísima Virgen María, Madre de Dios... su alma, en el primer instante de su creación y en el primer instante de la infusión del alma en el cuerpo, fue, por especial gracia y privilegio de Dios, con vistas a la méritos de Jesucristo, su Hijo y Redentor del género humano, preservados libres de toda mancha del pecado original. Y en este sentido los fieles han solemnizado y celebrado siempre la fiesta de la Concepción”.

Si bien esta formulación simple resolvió el problema, llevó varios siglos descubrirlo. Esto no es sorprendente ya que la solución de problemas teológicos delicados a menudo toma mucho tiempo para resolverse. Así, en 1854, el Papa usó la autoridad que le dio Nuestro Señor Jesucristo para salvaguardar e interpretar infaliblemente la Revelación y definió el dogma de una vez por todas.


Dogma afirmado por la piedad popular

Ya en el siglo V, San Agustín afirmaba que “la piedad impuso el reconocimiento de María como no teniendo pecado”.1 La devoción popular retomó esta creencia y la fiesta de la Inmaculada Concepción ya se celebraba en la Iglesia Católica Oriental ya en el siglo VI. A partir del siglo XI, los teólogos estudiaron detalladamente el asunto y comprobaron que la devoción popular había crecido. El entusiasmo popular por la fiesta aumentó tanto que se celebró en toda Europa en 1476.


tomando un voto

En el siglo XVI y especialmente en el XVII, el tema se convirtió en un tema tan candente que “en España se hizo imposible sostener desde el púlpito una opinión contraria [to the Immaculate Conception] ya que la gente reaccionaría contra tales predicadores con murmullos, clamor e incluso violencia.”2

A partir de 1617, la Universidad de Granada en España inició la costumbre de hacer un “votum sanguinis”, que era un voto para defender la Inmaculada Concepción hasta el punto de derramar sangre en su defensa. Esta práctica pronto se extendió a órdenes religiosas, universidades, cofradías y otras entidades.

El teólogo herético Muratori impugnó el voto calificándolo de imprudente, “no ilustrado” e incluso gravemente irresponsable. Inició un debate sobre el tema argumentando que no se puede arriesgar la vida por una doctrina que aún no ha sido definida. Esta tesis fue refutada por el gran moralista católico San Alfonso de Ligorio. Favoreció el voto por dos razones: a) había un consenso universal entre los fieles con respecto al tema; b) ya estaba establecida una celebración universal de la fiesta de la Inmaculada Concepción.3


En Defensa de la Inmaculada Concepción

Grandes defensores y predicadores del privilegio de la Inmaculada Concepción fueron: San Leonardo, San Pedro Canisio, San Roberto Belarmino y muchos otros.

El deseo de defender la Inmaculada Concepción era tan grande que algunas universidades se negaban a admitir a cualquier estudiante que no jurara defender este privilegio especial de la Virgen. Incluso las autoridades civiles exigirían tal juramento como fue el caso de los congresistas que declararon la independencia de Venezuela. Juraron defender la independencia, la religión católica y el misterio de la Inmaculada Concepción.4


¿Era justificable el debate?

Algunos católicos modernos que no están bien informados o deformados por el relativismo religioso actual podrían objetar: ¿No fue exagerada una defensa tan obstinada de este privilegio de Nuestra Señora?
Tales católicos no comprenden la profundidad del dogma y sus implicaciones.

Como explicó el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira: "el dogma de la Inmaculada Concepción, considerado en sí mismo chocaba con el espíritu esencialmente igualitario de la Revolución que desde 1789 reina despóticamente en Occidente. Ver a una simple criatura tan elevada sobre las demás por un privilegio inestimable que le fue concedido en un primer momento de su existencia, no puede dejar de doler a los hijos de la Revolución que proclaman la igualdad absoluta entre los hombres como principio de todo orden, justicia y bien”.5

Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción

Esta es una razón más por la cual la Iglesia celebra este maravilloso privilegio de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre. Esta justificación del privilegio la expresó muy bien el orador francés Bossuet quien dijo que la Inmaculada Concepción representaba “carne sin fragilidad, sentidos sin rebelión, vida sin mancha y muerte sin sufrimiento.”6

La fiesta de la Inmaculada Concepción es una excelente oportunidad para pedir su especial intercesión por nuestro país. Que ella nos proteja contra los males del aborto, las uniones del mismo sexo y tanta promiscuidad que está destruyendo la familia. Que ella proteja a nuestras valientes tropas que desinteresadamente están derramando su sangre en Irak, Afganistán y tantos otros lugares. Oremos por todas las familias que luchan por ser fieles a la Iglesia y por criar a sus hijos en el amor y el temor reverente de Dios.


Notas:

  • 1 André Damino, Na escola de Maria, Ed. Paulinas, 1962, pág. 39.
  • 2 “A cura di Stefano de Fiores e Salvatore Meo, Tratado De Natura et Gratia,” Nuovo Dizionario de Teologia, 42, PL 44, 267, Ed. Paolinas, 1986, Milán, p. 614.
  • 3 Ibíd., pág. 614.
  • 4 Caracciolo Parra-Perez, Historia de la Primera República de Venezuela, Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, Caracas, 1959, II Vol.
  • 5 Plinio Corrêa de Oliveira, “Primeiro marco do ressurgimento contra-revolucionário”, Catolicismo, febrero de 1958.
  • 6 André Damino, op. cit., pág. 36.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Celebrando La Inmaculada Concepción puedes visitar la categoría Blog.

📰 Tabla de Contenido
  1. FIESTA: 8 DE DICIEMBRE
  • La Inmaculada Concepción y América
  • Reconciliando la redención universal de Cristo
  • Dogma afirmado por la piedad popular
  • tomando un voto
  • En Defensa de la Inmaculada Concepción
  • ¿Era justificable el debate?
  • Valeria Sandoval

    Valeria Sandoval

    Valeria Sandoval, originaria de Sevilla, es una catequista devota y madre de tres hijos. Su pasión por transmitir la fe la llevó a involucrarse activamente en su parroquia local, donde ha guiado a jóvenes y adultos en su camino espiritual durante más de una década. Inspirada por las enseñanzas y valores cristianos, Valeria también escribe reflexiones y anécdotas sobre su experiencia en la catequesis, buscando conectar la fe con la vida diaria. En sus momentos libres, disfruta de paseos familiares, la lectura de textos religiosos y la jardinería.

    DISCLAIMER: Al leer esto, acepta todo lo siguiente: entiende que esto es una expresión de opiniones y no un consejo profesional. Usted es el único responsable del uso de cualquier contenido y exime a ©LAVIRGEN.INFO y a todos los miembros y afiliados de cualquier evento o reclamo. La información proporcionada en el sitio podrá contener errores, tanto gramaticales como de contexto y/o información, le recomendamos que haga su propia investigación por los medios que considere pertinentes para satisfacer su intención de búsqueda. Si compra algo a través de un enlace, debe asumir que tenemos una relación de afiliado con la empresa que proporciona el producto o servicios que compra y se nos pagará de alguna manera. Le recomendamos que haga su propia investigación independiente antes de comprar cualquier cosa.

    Lo que más están leyendo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable: Valeria Sandoval.
    • Finalidad:  Moderar los comentarios.
    • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
    • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
    • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

    🍪 Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia en nuestra web. Más Información