Con Roe Undone, ¿cómo Será Estados Unidos?

El futuro de Roe contra Wade está llegando a su fin. El aborto es de facto no disponible en vastas áreas de la nación, habiendo sido rechazado por un enorme sector del público estadounidense. Y así quedará. La Ley de latidos del corazón de Texas, por ejemplo, detuvo efectivamente la mayoría de los asesinatos en todo un estado, allanando el camino para que más estados hicieran lo mismo. Independientemente de las decisiones judiciales aún pendientes en la Corte Suprema, los fundamentos legales de la desastrosa sentencia de muerte para millones se están desmoronando.

Ninguna cantidad de gimnasia legal o traición judicial esperada va a cambiar este panorama. Pase lo que pase, Estados Unidos está irreparablemente dividido por el tema. La tarea aparentemente imposible se ha cumplido: la ley "establecida" se ha vuelto inestable.

Por lo tanto, debemos pensar en la América post-Roe que se avecina. Debemos emplear las mismas estrategias para cambiar las mentalidades en las otras áreas que hicieron posible Roe.


Una América sin aborto

La tentación es convertir la América posterior a Roe en la nación anterior a Roe. Sin embargo, los defensores de la vida saben que nada se resolverá si solo devolvemos la disponibilidad del aborto a los estados. El aborto provocado es tan atroz en Nueva York como lo es en Mississippi. Los pro-vida han trabajado tan duro en California como en Missouri.

La América posterior a Roe debe acabar con todo aborto. No podemos descansar hasta que toda América se libre de este flagelo. Al igual que el lado pro-aborto, debemos estar convencidos de que esta es una propuesta de todo o nada. Volver a 1972 solo preparará el camino para otra decisión de 1973.

Mirando más allá de Roe, debemos continuar enmarcando el debate como una cuestión moral. Los pro-abortistas esperaban hacer del aborto un simple problema de salud de la mujer. Ellos fallaron. Al elevar el aborto a un tema moral, el lado provida obligó al público a hacer un juicio correcto o incorrecto. No existe una posición intermedia o neutral cómoda con respecto al aborto. La izquierda no puede ganar debates morales porque debe negar escandalosamente que existe una moral objetiva. Mantener la discusión en el ámbito moral es el único camino hacia una América libre de abortos.


El aborto no es un problema único

Una segunda consideración para una América posterior a Roe es darse cuenta de que el aborto no es un problema único. La izquierda percibe bien esta verdad, mejor que la derecha. Y por eso teme al movimiento pro-vida. Saben que la oposición al aborto conduce necesariamente a un amplio espectro de problemas morales que también deben resolverse si Estados Unidos quiere ser verdaderamente posterior a Roe.

Una posición genuinamente pro-vida debe atacar las cuestiones morales que dieron origen a Roe. Debe desafiar la revolución sexual de los años sesenta que desató la destrucción de las costumbres sociales y de las instituciones que salvaguardaban la familia, la sociedad y la religión.

El aborto hizo posible esta destrucción al quitar las consecuencias del acto sexual. No es la causa de esta destrucción sino el efecto de una rebelión contra el orden moral. Por lo tanto, cualquier esfuerzo futuro para combatir el aborto debe abordar estas causas. Debemos abordar cuestiones positivas como la modestia, la pureza, el honor y el matrimonio. También presupone oponerse a la influencia esclavizante de la promiscuidad, la anticoncepción, la vulgaridad y el vicio antinatural.

Con la misma determinación obstinada con la que pusimos a la sociedad en contra del aborto, debemos encontrar formas de volver a presentar estos temas a las generaciones más jóvenes sedientas de certezas que solo un orden moral puede brindar.


Exponiendo los errores que engañan a la sociedad

Una consideración final sobre la próxima post-Roe America es la necesidad de seguir exponiendo los errores del otro lado. Los defensores del aborto vivieron durante mucho tiempo de la mentira de que todos apoyaban su cosmovisión distorsionada y que solo una minoría retrógrada se oponía.

Al crear la impresión de un consenso abrumador, el movimiento a favor del aborto esperaba imponer el aborto en Estados Unidos con poca oposición. En especial, difundió el mito de que la mayoría de los jóvenes y las mujeres estaban a favor del asesinato de inocentes.

El movimiento pro-vida derrotó esta mentira al reclutar a las personas que supuestamente se opondrían al aborto. El movimiento aumentó sus filas con mujeres. Muchos de sus jóvenes incluso se autoproclaman con orgullo la generación pro-vida.


El colapso del orden liberal

Debemos hacer el mismo esfuerzo para exponer los errores del desmoronado orden liberal que engaña a todos haciéndoles creer que la vida no tiene sentido ni propósito más allá de nuestra propia gratificación. Esta premisa fundamental se encuentra en la base del aborto. Sólo cuando sea derrotado, Estados Unidos estará a salvo del regreso del infanticidio.

Tal tarea no es imposible ya que la izquierda está destruyendo las premisas liberales sobre las que se construye nuestra sociedad promiscua. La izquierda está extinguiendo las certezas y libertades liberales y arrojándonos así hacia un oscuro nihilismo. Sobre todo, el liberalismo agoniza porque el desorden es tal que ya no podemos mantener la ficción absurda de un mundo secular que debe funcionar sin Dios.

Por lo tanto, una América posterior a Roe debe abrazar un retorno al orden, la moralidad y Dios. Este cambio no vendrá por la imposición de un conjunto de reglas o sentencias judiciales (como lo hace la izquierda). Implicará mucho esfuerzo y sufrimiento. En efecto, este profundo cambio de mentalidad será el resultado de la sed de verdad, de la búsqueda de lo sublime y de la acción de la gracia de Dios.

Post-Roe America debe abordar las preguntas existenciales muy importantes que la modernidad nunca quiso resolver. Ahora, en el páramo de nuestra posmodernidad, regresan para atormentarnos. Si satisfacemos los anhelos de tantas almas inquietas por estas cosas eternas, América seguirá siendo post-Roe.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Con Roe Undone, ¿cómo Será Estados Unidos? puedes visitar la categoría Blog.

📰 Tabla de Contenido
  1. Una América sin aborto
  2. El aborto no es un problema único
  3. Exponiendo los errores que engañan a la sociedad
  4. El colapso del orden liberal
Valeria Sandoval

Valeria Sandoval

Valeria Sandoval, originaria de Sevilla, es una catequista devota y madre de tres hijos. Su pasión por transmitir la fe la llevó a involucrarse activamente en su parroquia local, donde ha guiado a jóvenes y adultos en su camino espiritual durante más de una década. Inspirada por las enseñanzas y valores cristianos, Valeria también escribe reflexiones y anécdotas sobre su experiencia en la catequesis, buscando conectar la fe con la vida diaria. En sus momentos libres, disfruta de paseos familiares, la lectura de textos religiosos y la jardinería.

DISCLAIMER: Al leer esto, acepta todo lo siguiente: entiende que esto es una expresión de opiniones y no un consejo profesional. Usted es el único responsable del uso de cualquier contenido y exime a ©LAVIRGEN.INFO y a todos los miembros y afiliados de cualquier evento o reclamo. La información proporcionada en el sitio podrá contener errores, tanto gramaticales como de contexto y/o información, le recomendamos que haga su propia investigación por los medios que considere pertinentes para satisfacer su intención de búsqueda. Si compra algo a través de un enlace, debe asumir que tenemos una relación de afiliado con la empresa que proporciona el producto o servicios que compra y se nos pagará de alguna manera. Le recomendamos que haga su propia investigación independiente antes de comprar cualquier cosa.

Lo que más están leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Valeria Sandoval.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

🍪 Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia en nuestra web. Más Información