La Llama De Una Vela

La llama de una vela, la expresión más común pero, quizás, la más hermosa del fuego, rara vez deja de atraer el ojo humano, que rara vez es indiferente a su titilante encanto. Aunque siempre la misma, la llama nunca repite sus movimientos armoniosos. Esforzándose por capturar la danza resplandeciente de la llama, por desgracia, un artista debe conformarse con uno solo de sus innumerables contornos.

Quizás la variabilidad de la llama apunte a sus muchos símbolos.

Vela

La llama de una vela es la expresión más tierna del fuego. Aparentemente frágil, vacilante, parpadea necesitando protección. Renaciendo continuamente de la cera que la sustenta y la nutre, se disuelve en el aire. En un altar, especialmente durante la Santa Misa, su ternura recuerda la bondad infinita de Dios, su amor ardiente y la protección de sus frágiles hijos.

San Buenaventura escribe que el fuego calienta el amor de Dios en nosotros. Es decir, la contemplación del fuego y de la llama puede avivar en nosotros el amor del Creador de las maravillas, aunque el pensamiento de Él no sea explícito.

Para producir luz, la vela se consume a sí misma en “sacrificio”. Así como el fuego transforma la cera, las gotitas de cera reunidas alrededor de la llama son como otras tantas lágrimas de sacrificio; así también el sacrificio purifica nuestras almas.

Así, en el altar, la llama eleva suavemente nuestra mente a Nuestro Señor Jesucristo, Luz del Mundo, que se ofreció y se consumió como víctima por todos.

Por un lado, al contemplar el fuego, sus misterios calientan nuestros pensamientos. El fuego es luz para nuestros ojos, protector del frío y purificador, pero también puede destruir.

Por otro lado, la llama frágil y vacilante de una vela recuerda al hombre contemporáneo cuán frágil es el amor de Dios en este mundo. Una sola persona que ama verdaderamente a Dios puede encender muchas almas. Hay santos, como san Bernardo y santa Teresa de Ávila, que incendian naciones y continentes. Pero el ímpetu del amor de Dios puede ser sofocado por las tentaciones, especialmente en los días inicuos en que vivimos.

Santo Tomás de Aquino anota que, en su verticalidad, la llama busca elevarse. Este movimiento natural es uno de sus símbolos. En el altar, el parpadeo ascendente dirige nuestra mirada, pensamientos y deseos hacia Dios en lo alto. Sursum Corda, “Levantad vuestros corazones”, Habemus ad Dominum, “Los hemos elevado al Señor”.

Cuando entramos en una iglesia vacía, nada es más reconfortante que las velas encendidas en el altar de Nuestra Señora o el de un santo. Desde la distancia su luz proclama la fe viva y la devoción persistente, su resplandor nos acoge y nos protege. Nos arrodillamos junto a un altar lateral para orar y los minutos pasan volando. Tarde o temprano debemos irnos; pero podemos encender una vela que simbólicamente ocupará nuestro lugar y arderá mientras estemos fuera.

Velas encendidas en la iglesia - Nuestra Señora del Perpetuo Socorro


Si quieres conocer otros artículos parecidos a La Llama De Una Vela puedes visitar la categoría Blog.

📰 Tabla de Contenido
Valeria Sandoval

Valeria Sandoval

Valeria Sandoval, originaria de Sevilla, es una catequista devota y madre de tres hijos. Su pasión por transmitir la fe la llevó a involucrarse activamente en su parroquia local, donde ha guiado a jóvenes y adultos en su camino espiritual durante más de una década. Inspirada por las enseñanzas y valores cristianos, Valeria también escribe reflexiones y anécdotas sobre su experiencia en la catequesis, buscando conectar la fe con la vida diaria. En sus momentos libres, disfruta de paseos familiares, la lectura de textos religiosos y la jardinería.

DISCLAIMER: Al leer esto, acepta todo lo siguiente: entiende que esto es una expresión de opiniones y no un consejo profesional. Usted es el único responsable del uso de cualquier contenido y exime a ©LAVIRGEN.INFO y a todos los miembros y afiliados de cualquier evento o reclamo. La información proporcionada en el sitio podrá contener errores, tanto gramaticales como de contexto y/o información, le recomendamos que haga su propia investigación por los medios que considere pertinentes para satisfacer su intención de búsqueda. Si compra algo a través de un enlace, debe asumir que tenemos una relación de afiliado con la empresa que proporciona el producto o servicios que compra y se nos pagará de alguna manera. Le recomendamos que haga su propia investigación independiente antes de comprar cualquier cosa.

Lo que más están leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Valeria Sandoval.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

🍪 Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia en nuestra web. Más Información