Stabat Mater Doloroso


Salvados del Infierno por la Oración — Stabat Mater

En su libro Glorias de María, San Alfonso María de Ligorio relata una historia impresionante sobre el poder de una de las oraciones más hermosas jamás escritas, el Stabat Mater, una oración a la Madre Dolorosa.

En la ciudad de Cesena, en la hermosa Emilia-Romaña, al norte de Italia, vivían dos hombres que eran grandes amigos. También fueron grandes pecadores, llevando una vida alejada de los preceptos del Evangelio y de los Diez Mandamientos.

Uno de ellos, Bartolomé, a pesar de su maldad, había adquirido (probablemente de joven) la costumbre de recitar diariamente el Stabat Mater en honor a los dolores de María.

Un día, mientras recitaba esta oración, de repente tuvo una visión en la que él y su amigo estaban sumergidos en un lago de fuego. Entonces, vio a la Santísima Madre, quien, tomándolo de la mano, lo sacó del pozo de fuego diciendo: “Por la oración que me dijiste diariamente, he orado a mi Hijo por ti. Él está listo para perdonarte, si tú estás listo para pedirle perdón”.

Entonces la visión se desvaneció.

Poco después, Bartholomew recibió la terrible noticia de que su amigo había sido asesinado a tiros. Ahora no tenía ninguna duda de que lo que había visto era cierto.

Dejando atrás el mundo y todas sus tentaciones, Bartolomé entró en la orden de los capuchinos, llevó una vida de austeridad y virtud y murió santo.


El stabat mater

En la cruz manteniendo su puesto
estaba la Madre doliente llorando,
cerca de Jesús hasta el final.

A través de su corazón, Su dolor compartiendo,
toda su amarga angustia soportando
ahora por fin la espada había pasado.

¡Ay, qué triste y dolorida angustia
fue esa Madre muy bendita,
del unigénito!

Cristo arriba en tormento cuelga,
ella debajo contempla los dolores
de su Hijo agonizante y glorioso.

¿Hay alguien que no lloraría,
abrumado en miserias tan profundas,
Querida Madre de Cristo para contemplar?

¿Puede el corazón humano abstenerse
de participar en su dolor,
en el dolor de esa Madre indecible?

Magullado, escarnecido, maldecido, profanado,
contempló a su tierno Niño
todos con flagelos sangrientos rentan.

Por los pecados de Su propia nación,
lo vio colgado en la desolación,
hasta que envió Su espíritu.

¡Oh dulce Madre! fuente de amor!
Toca mi espíritu desde lo alto,
haz mi corazón con tu acuerdo.

Hazme sentir como tú has sentido;
haz que mi alma brille y se derrita
con el amor de Cristo, mi Señor.

¡Santa Madre! atravesarme,
en mi corazón cada herida se renueva
de mi Salvador crucificado.

Déjame compartir contigo Su dolor,
quien por todos nuestros pecados fue inmolado,
que por mí en tormentos murió.

Déjame mezclar lágrimas contigo,
haciendo duelo por el que hizo duelo por mí,
todos los días que pueda vivir.

Por la Cruz contigo para quedarme,
allí contigo para llorar y orar,
es todo lo que te pido que me des.

¡Virgen de todas las vírgenes bendita!,
Escucha mi tierna petición:
déjame compartir tu pena divina;
Déjame, hasta mi último aliento,
en mi cuerpo llevo la muerte
de ese Hijo tuyo moribundo.

Herido con todas sus heridas,
empapa mi alma hasta que se desmaye,
en Su misma Sangre lejos;
Sé para mí, oh Virgen, cerca,
no sea que en las llamas me queme y muera,
en Su terrible Día del Juicio.

Cristo, cuando me llames de aquí,
sea ​​tu Madre mi amparo,
sea ​​Tu Cruz mi victoria;
Mientras mi cuerpo aquí se descompone,
que mi alma alabe tu bondad,
a salvo en el paraíso contigo. Amén


Si quieres conocer otros artículos parecidos a Stabat Mater Doloroso puedes visitar la categoría Blog.

📰 Tabla de Contenido
  1. Salvados del Infierno por la Oración — Stabat Mater
  2. El stabat mater
Valeria Sandoval

Valeria Sandoval

Valeria Sandoval, originaria de Sevilla, es una catequista devota y madre de tres hijos. Su pasión por transmitir la fe la llevó a involucrarse activamente en su parroquia local, donde ha guiado a jóvenes y adultos en su camino espiritual durante más de una década. Inspirada por las enseñanzas y valores cristianos, Valeria también escribe reflexiones y anécdotas sobre su experiencia en la catequesis, buscando conectar la fe con la vida diaria. En sus momentos libres, disfruta de paseos familiares, la lectura de textos religiosos y la jardinería.

DISCLAIMER: Al leer esto, acepta todo lo siguiente: entiende que esto es una expresión de opiniones y no un consejo profesional. Usted es el único responsable del uso de cualquier contenido y exime a ©LAVIRGEN.INFO y a todos los miembros y afiliados de cualquier evento o reclamo. La información proporcionada en el sitio podrá contener errores, tanto gramaticales como de contexto y/o información, le recomendamos que haga su propia investigación por los medios que considere pertinentes para satisfacer su intención de búsqueda. Si compra algo a través de un enlace, debe asumir que tenemos una relación de afiliado con la empresa que proporciona el producto o servicios que compra y se nos pagará de alguna manera. Le recomendamos que haga su propia investigación independiente antes de comprar cualquier cosa.

Lo que más están leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Valeria Sandoval.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

🍪 Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia en nuestra web. Más Información